miércoles, 19 de mayo de 2010

Ejemplo del Poema del Mío Cid

Este modelo puede retomar como referencia para desarrollar la Guía de análisis de cada una de las siguientes obras:

· El cantar del Roldán

· El cantar de los Nibelungos

· La Celestina

· La Divina Comedia

· El Decamerón


Poema del Mío Cid

















Nombre de la obra:
Poema del Mío Cid.

Nombre del autor:
Anónimo español.

Biografía:
No existe una biografía porque el autor es anónimo, aunque la teoría tradicionalista sostiene que fueron dos autores, uno San Esteban de Gormaz y el otro Medinacelli. El poema está incluido en un manuscrito copiado por Per Abatt en el año 1307 al que agrego la crónica de veinte reyes de Castilla. Gracias a este manuscrito se determino la composición del poema en el año 1140.

Otras obras del autor:
Ninguna.

El por qué el título de la obra:
El nombre se da por la figura de Rodrigo Díaz de Vivar. Ruy Díaz fue un guerrero castellano que nació en Vivar (Burgos) probablemente entre 1030 y 1043 y murió en 1099. Al participar en la guerra de la reconquista recibió el nombre del Cid (Mi Señor) en lengua árabe.

Problemas tratados en la obra:
El dominio de los moros; el destierro del Cid; las batallas de los cristianos en la reconquista, junto el reino de castilla.

Tema principal de la obra:
Exaltaciones de las virtudes caballerescas del Cid, como representante de la raza castellana. A pesar de su destierro el funda su corte en Valencia.

Partes que se divide la obra:

El poema consta de tres cantares o rapsodias:
• El destierro del Cid
• Las bodas de las hijas
• La afrenta de Corpes

Personajes de la obra: Principal y secundarios.
Personaje Principal: Rodrigo Díaz de Vivar.
Personajes secundarios: El rey Alfonso, Alvar Fáñez Minaya, los infantes de Carrión, Pedro Bermúdez, Martín Antolinez.


Ámbito: Geográfico, social y espiritual:

Geografía: Sevilla, Granada, Castilla, Vista a orillas del río Tajo, Valencia, Burgos.
Social: reyes, infantes, condes, caballeros.
Espiritual: lucha religiosa. Imposición cultural del cristianismo sobre el islamismo.

Género de la obra:
Poético realista

Síntesis del argumento de la obra:

Cantar Primero: El destierro.

Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, es enviado por su rey Alfonso a cobrar los tributos a Córdova y Sevilla, que pagaban los moros a Castilla. Al hacer esta recaudación de tributos, el Cid tiene un encuentro con el Conde castellano García Ordoñez.
Cuando el Cid regresa a Castilla, es acusado por envidiosos cortesanos de haber guardado grandes riquezas para sí de los tributos, y el rey le destierra.

Su primo Alvar Fañez, con otros parientes y vasallos (siervos) del héroe, se van al destierro con él. Ruy Díaz parte de Vivar para despedirse de su mujer Jimena, que está con sus dos hijas, a un menores, y al dejarlas allí abandonadas, el héroe pide al cielo le conceda llegar a casar a sus niñas y gozar algunos días de felicidad familiar. El tiempo se acerca, para que pueda salir, pero no saben cómo hacer para sostener su vida y la que le acompañan.

El Cid y sus siervos ganan lugares moros en Burgos, se interna mas en el país musulmán, haciendo tributarias a las ciudades desde Teruel hasta Zaragoza. Mientras Alvar Fañez va a Castilla con un presente al rey de Castilla. El desterrado prosigue su avance sobre las montañas de Morella y tierras vecinas. Las noticias se esparcían desde que salió desterrado de Castilla, llegando al conocimiento del Conde de Barcelona, de que el Mío Cid recorría su tierra, lo que le causo al Conde gran pesar.

Cantar segundo: Las bodas de las hijas del Cid.


Una vez que hubo acampado en el puerto de Olocau, dejando las tierras de Zaragoza, salió a conquistar a Murviedro, luego marcha hacia Valencia. A los de Valencia les ha dado gran pesar, reunidos deciden cercar al Cid, toda la noche marcharon y plantaron sus tiendas sobre los campos de Murviedro.

Ruy Díaz el Campeador y sus tres mil seiscientos vasallos conquistaron a la gran ciudad de Valencia. El rey moro de Sevilla que quiere recobrar la ciudad perdida es derrotado, el cid toma del botín cien caballos para el rey de Castilla y los envía con Alvar Fañez a Don Alfonso, para rogarle que la deje salir a Doña Jimena y sus hijas de su tierra para ir a Valencia.

El rey Alfonso pronuncia gran admiración al desterrado héroe. En esa época unos jóvenes infantes de Carrión, tienen urdido un plan, para enriquecerse quieren casarse con las hijas del conquistador de valencia. El rey sin darse cuenta del plan, estima muy honroso que las hijas del Cid se casen. Se avistan a orillas del río Tajo. El rey perdona al desterrado y este accede a casar a sus hijas, después de celebrar las bodas vuelven a Valencia.

Cantar tercero: La afrenta de Corpes.

Los infantes de Carrión dan muestras de gran cobardía, sobre todo en la batalla del rey Búcar de Marruecos que quiere conquistar nuevamente Valencia. El Cid tiene muchas riquezas, los infantes no soportaban las burlas que les hacían y pidieron permiso a Ruy Díaz para irse a vivir a Carrión. El cid los colma de riquezas y despide a sus hijas con bendiciones.

Los infantes emprenden su viaje y en tierras de Castilla, en el espeso robleo de Corpes azotan a sus mujeres. Las dejan abandonadas, al darse cuenta el Cid envía a Alvar Fañez a traer sus hijas. Pide justicia al rey, condolido el rey, convoca a su corte en Toledo. A ella acuden los infantes, al abrirse la sesión el Cid expone sus agravios… pero los infantes no se dignan a contestarle.

Los parientes del héroe les echan en cara su cobardía y los tratan de traidores. En esto, dos mensajeros entran a la corte a pedir las hijas del Cid para esposas de los infantes de Navarra y Aragón, de donde serán reinas. Ruy accede a tan honroso casamiento, interrumpiéndose la sesión y las bodas se realizan en Carrión. Allí en su misma tierra quedan los infantes vencidos y declarados traidores.

Las hijas del Cid celebran su segundo matrimonio más honroso que el primero, pues los reyes de España se hicieron parientes del héroe de Vivar, además estuvo presente el rey don Alfonso de Castilla y León

Estas fueron las hazañas de Mío Cid Campeador.

Bibliografía consultada
Colección José Roberto Cea. Página 19-23.
Letras I. Marian Aida Álvarez. Clásicos Roxsil. Páginas 91, 92.




®
Stop
Deténgase,
compartamos
este pensamiento:
La Vida es Bella
Les invito a vivir la vida plenamente,
a buscar la esencia de su ser, la felicidad interior,
pero sobre todo, a disfrutar momento a momento,
hora a hora, segundo a segundo, de ese regalo divino
que es la vida...
Dios me los bendiga…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada